Barranquismo y turismo rural

Si miras al mar desde uno de los áticos aterrazados de Seascape Resort lo que se respira es calma, tranquilidad, relax y una inconmensurable sensación de paz. Pero más allá del skyline de Benidorm se perfila una costa que esconde mucha aventura y emoción. El barranquismo es una manera de turismo activo que combina diversión, baño, vistas y mucha adrenalina. 

En apenas 25 minutos en coche tenemos la oportunidad de iniciarnos en una actividad que nos enganchará. Entre Callosa d’en Sarriá y Bolulla está un precioso barranco, L’Estret de Les Penyes, ideal para principiantes. Este accidente de la naturaleza ofrece un recorrido corto pero intenso que llevará poco más de una hora y media que tiene como gran atractivo principal el charco y salto de Bolulla, un rincón exquisito donde el baño rodeado de naturaleza no tiene precio. Pero te proponemos una actividad segura y para ello ponte en manos de alguna de las empresas especialista para estas actividades como Alicante Aventura Turismo Activo o Tronkoso y Barrancos.

Lo bueno es que harás deporte en una intensa jornada que podrás rematar con una visita a preciosos rincones como las fuentes del Algar, Fuerte Bernia o el Poador. Y si aún te queda tiempo date un salto por la localidad de Bolulla, un pequeño pueblo emplazado al pie de la Peña de Oro. Allí podrás visita la iglesia de San Josep del siglo XVIII

Dejarás atrás esta pequeña localidad viendo sus tierras pobladas de naranjos y nísperos.

En un día tan intenso, tu cuerpo necesita descanso, así que no hay mejor manera que cuidarlo un poco que sumergirse en un jacuzzi o disfrutar del atardecer mirando al Mediterráneo

Leave a Reply

× 2 = 16